sábado, 29 de marzo de 2014


Vivimos una época en la que los matrimonios se rompen como el cristal. Muchas parejas ya contraen matrimonio pensando “si no funciona, siempre nos queda el divorcio”. Muchos prometen amarse “en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza…”, pero en su interior piensan, “a no ser que los problemas sean demasiado grandes”. O como alguien dijo bromeando, “Te amaré… hasta que tu muerte nos separe…”...


Leer completo en "COALICIÓN POR EL EVANGELIO"

0 comentarios:

Publicar un comentario