miércoles, 22 de enero de 2014




1- Ora por hambre de la Biblia Si la meta de la Iglesia es la semejanza a Cristo, entonces la dieta de la Iglesia debe ser la Biblia. 
Por tanto oremos que se añada a la Iglesia hambre de escuchar a Dios en devocionales privados, reuniones públicas y conversaciones con otros creyentes. 

 2- Ora por gratitud El apóstol Pablo hace notar que una marca del creyente es la gratitud (Colosenses 3:15-17). 

3- Ora por crecimiento en el evangelio La verdad del evangelio debe descender hasta lo más profundo de nuestro ser. Es una verdad que debe colorear cada pensamiento, acción y reacción. 
De la misma forma que crecemos en nuestro entendimiento del evangelio (y sus implicaciones), crecemos en nuestro conocimiento y aplicación de la Biblia, y maduramos. 

4- Ora por santidad El apóstol Pedro nos exhorta a ser santos porque Dios es Santo (1 Pedro 1:15,16). 
Por tanto, una de las cargas prevalecientes en nuestras oraciones es caminar en santidad como corresponde a la realidad de estar posicionalmente apartados para Dios. 

5- Ora por unidad El evangelio une personas. Une a pecadores de diferentes trasfondos (geográficos, étnicos, económicos, etc...). 
 Sin embargo, sabemos al leer el Nuevo Testamento y en la experiencia que el egoísmo constantemente intenta derrocar la unidad. 
¿Cómo combatimos esto? 
Se nos dice que perseveremos en la unidad (Efesios 4:2). 
Mientras el egoísmo exista, nosotros debemos mantenernos orando por la unidad. 

Desde la cuenta de Facebook de "IGLESIA BÍBLICA MISSIO" (original en inglés en ligonier.org).

0 comentarios:

Publicar un comentario